Posted On 12/12/2016 By In Reportajes, SlideInicio With 1210 Views

Pontevedra 1606

Capítulo I

Pontevedra 1606

Minuta de gastos del ayuntamiento:

2 ducados al carpintero Juan de Pineiro por “realizar el cierre con talanqueras del recorrido de encierro de los toros que se corren la víspera de San Bartolomé y San Juan”

Los toros (cuatro por corrida) se ofrecen por medio del gremio de cortadores (que luego vendía la carne), las garruchas por el gremio de molineros y los hierros por el gremio de herreros.

Capítulo II

La carne se despachaba en un local municipal, la carnicería o macelo público, situada en las primeras décadas hacia el Barral y desde 1595 Feria Vieja (plaza Indalecio Armesto/ La Verdura), arrendada a los adjudicatarios de la subasta. En la fachada del edificio que cierra esta plaza por el sur todavía puede verse la inscripción fundacional de los tiempos de Melchor de Tebes, así dice:

“REINANDO EN ESPAÑA EL REY CATOLICO FHELIPE NVESTRO SEÑOR A LOS 62 AÑOS DE SU EDAD MANDO FACER ESTA OBRA DEL SEÑOR LICENCIADO D. MELCHOR DE TEVES DE SV CONSEJO OIDOR MAYOR DE SV REAL AUDIENCIA ALCALDE MAYOR DEL REINO DE GALICIA. AÑO 1595”

Capítulo III

Pontevedra un 23 de Junio a finales de siglo XVI

El día había amanecido soleado y la plaza de la Ferrería lucía su habitual sociología mañanera. Al pie de la esbelta fuente, amas y criadas se afanan en llenar sus picheles de madera bien herrados. No hay las aglomeraciones y protestas de antaño porque la nueva fuente tiene varios caños y el caudal es abundante.

Grupos de niños corretean de allí para allá como bandadas de gorriones. Los mozalbetes por el contrario, hacen honor a los imperativos de la edad y a las exigencias de su clase social. Mientras unos piropean a las jóvenes criadas otros se dan aires eruditos leyendo, o haciendo que leen, alguna de las novedades editoriales…

Las únicas notas distintas de esta víspera de San Juan son la presencia del alguacil y del carpintero municipal. El alguacil pregonero anuncia, con voz engolada, que esa noche, además de las habituales hogueras, habrá una sesión de fuegos artificiales, y tocarán en la plaza los “ministriles” llegados de Viana, y que al día siguiente se correrán en la plaza, por gentileza del gremio de cortadores de carne, cuatro toros, cuatro…mientras el alguacil lanzaba al aire su pregón el carpintero municipal se afanaba en cerrar la plaza para la corrida.

Fuente: Pontevedra, burgo, villa, capital (Xosé Fortes) Editorial Guiverny 2011

 

 

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.