Posted On 03/06/2016 By In Reportajes With 737 Views

¡Descanse en paz maestro!

“Quiero brindar ese toro, mi último toro de mi vida de torero en esta plaza, a todas las daifas, meselinas, meretrices, prostitutas, suripantas, buñis, putas, a todas aquellas que saciaron mi hambre y mitigaron mi sed cuando ‘El Pana’ no era nadie, que me dieron protección y abrigo en sus pechos y en sus muslos base de mis soledades. Que Dios las bendiga por haber amado tanto. Va por ustedes”

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.