Posted On 03/08/2012 By In PEREGRINA 2012 With 1112 Views

Charla coloquio Coordinadora de Peñas Taurinas de Pontevedra “El toro en la Comunidad Gallega”

Ayer se realizó la charla-coloquio, “El toro en la Comunidad Gallega”, organizada por la Coordinadora de Peñas Taurinas de Pontevedra.

Debemos felicitar a los responsables de la organización del acto y excepcionalmente moderada por José Vicente, que como buen maestro, tuvo que bregar duro en algunos momentos álgidos de la tarde noche. El marco fue el apropiado para este tipo de eventos, el salón del Casino de Pontevedra, y la afluencia fue muy alta con diversidad de aficionados tanto de a pie como trabajadores de la plaza, algún que otro peñista, a los cuales personalmente he echado de menos a muchos de ellos, periodistas y también se encontraba entre el respetable el que habitualmente ejerce de presidente en los festejos que en el coso de San Roque se dan año tras año.

Abrió plaza D. Ángel Muñoz, Mayoral de la Ganadería de Alcurrucén, propiedad de la empresa que lleva la plaza de toros de Pontevedra, hablando muy por encima del trabajo que desempeña dentro de la finca, que por lo que nos dio a entender es donde se encuentran las vacas del conjunto de las tres ganaderías que regentan los Lozano, pasando los toros al nacer a la otra ganadería, El Cortijillo.

 La impresión que nos dio es que este hombre se encuentra allí solo, dejado de las manos de su señor, al que solo le importan  los resultados y que le saquen los problemas que allí surjan durante el año pa´lante. Lozano se acerca en tiempo de tienta y decide que vacas son las que mejor van a representar el encaste de la ganadería.

Como decía D.Juan Belmonte, y para el caso del Señor Lozano, nos viene que ni pintado “Se torea como se es”. Desde aquí le damos las gracias al mayoral de Alcurrucén por hablarnos tan claro como el agua y hacernos entender lo duro que es la cría del toro de lidia.

Siguió la charla y pasamos a los silencios, que como muy bien nos explicó el señor Sabino Torres, no son caprichos de cuatro entendidos y que solamente aplicando el sentido común y atendiendo a lo que en la plaza está aconteciendo  sabremos  cual es la actitud más acorde. Cuando vas al teatro a ver una obra, a nadie se le ocurre ponerse a bailar y gritar en el momento en que el asesino se acerca sigilosamente por la espalda de la víctima, que pasa…que no todos vamos a la plaza a lo mismo y solamente se puede ir a hacer dos cosas: a ver la corrida de toros y a no ver la corrida de toros. Cada cual hace con su dinero lo que le plazca, pero sin molestar, ¡oiga!, que yo también pago.

Se habló, por parte de Eulogio Vázquez, de los trofeos dándose  a entender que se “regalan”, cosa de la que estamos totalmente de acuerdo; de la afición a “ir a los toros” o, a la propia tauromaquia  en sí, por parte de Santiago Mariño y de los encastes que este año podríamos ver en la plaza, por parte de Gonzalo Lorenzo. Y aquí pongo juntas estas tres ya que creo que están relacionadas entre sí y unidas con el pegamento que, Santiago Mariño nos decía, que es la actuación de los espadas, y me explico.

¿Por qué se dan tan alegremente los trofeos en Pontevedra? Empecemos por el principio, EL TORO, sin él no hay espectáculo, sus encastes, sus biotipos, sus pelajes, sus bravuras, sus trapíos, etc… todo ello nos llevaría a intuir, una vez que sale el toro por la puerta de toriles y me atrevería a decir más, desde la misma mañana del festejo en el sorteo y si la empresa nos dejase ver en todo su esplendor al toro que iba a suceder esa tarde. Como muy bien dijo Mariño este campo es sumamente complicado de dominar y hay que tener ganas y afición, como las de Foro y algún que otro loco por el bicho, que los hay como es el caso del encargado de Taurophilos de la sección de Ganaderías y encastes.

Así partimos, de que hay un desconocimiento grande por parte de todos de lo que al animal se refiere, si a esto unimos lo que dijo Santiago Mariño, que la afición en Pontevedra es de “ir a los toros” y no afición propiamente dicha a la tauromaquia y que mucha gente no sabe la disposición del paseíllo y desconocimiento del reglamento para dar estos trofeos y todo esto unido con la estimable colaboración de los espadas, que saben en todo momento que deben hacer en nuestra plaza para llevarse estos trofeos, molinetes incluidos, tenemos una grada totalmente entregada y en manos de unos profesionales vestidos de luces que por poco que ayuden “los barbas” esto está chupado. ¿Alguien duda que Padilla saldrá por la puerta grande este sábado?

Solo decir que: “La primera la damos nosotros y no hay dos sin una”

La rajada está hecha y siempre la hacemos año tras año y nos enfadamos y vemos que los espadas nos toman el pelo, la empresa va a lo que va y nosotros jodidos y jurando que el año que viene no volvemos, pero nos puede este maravilloso espectáculo que nos hace estremecer cuando las cosas bonitas surgen en un ruedo y el arte se apodera de todo en esos instantes mágicos, y al año siguiente volvemos.

Pero poco hacemos para poner remedio y ahí tiene un papel fundamental la Coordinadora de Peñas, un papel  podríamos decir educativo y ese rol debe ser el de esta Coordinadora, empezamos bien y esta charla de hoy es un comienzo maravilloso,  por ello me refería al principio de que he echado de menos más Peñistas con ganas de ser aficionado a la tauromaquia.

Desde Taurophilos estamos a disposición de la Coordinadora, lo saben bien sus dirigentes, y animamos a todos a que toméis parte de una vez por todas en esta tarea de tener una plaza mejor y más aficionada sin perjuicio de lo que somos y hemos sido, divertidos y únicos en nuestra especie, en un festejo hay tiempo para todo.

Y para terminar mencionar que los únicos ponentes que hablaron de lo que se venía a hablar “los toros en la Comunidad Gallega”, fueron Gaspar Salgado que nos brindó con unos maravillosos datos de la historia de los toros en Galicia partiendo del siglo XVI y llegando a nuestros días, datos que servirían para callar muchas bocas anti taurinas que se basan en que no hay afición en Galicia, como diría uno “Manda Carallo”; y nuestro amigo  taurophilo del Twitter  Carlos García que nos explicó que esto sí da pasta para unos (Empresa) y otros (Gobiernos), para otros no tanto como quisieran (G-10) y los que pagamos todo esto como siempre nosotros los de a pie. A todos nos dejó un poco escocidos el dato del  cinco coma y pico  de orejas en Pontevedra, que le vamos a hacer, los datos son esos y están ahí.

Sin más y despidiéndose, un aficionado que lleva 25 años acudiendo a la plaza de toros y sin muchos conocimientos pero con unas ganas enormes de aprender y hacerlo público, pondré todo mi empeño en ello, cosa que conmigo nadie hizo, a excepción de aquellas maravillosas charlas que organizaba la Coordinadora de Eulogio Vázquez.

Cebrita

About

2 Responses

  1. Discrepo:hablar del dinero que dejan los
    toros no es hablar del tema propuesto.Una
    vez más se cumple el axioma:lo que dicen
    los de casa es de arte menor…En fin.
    Supongo que como es algo recurrente se
    debe a “ciertos complejos”.Estos detalles son
    los que invitan a andar por libre.
    Un saludo.

  2. Esas líneas son la gran verdad, el sector exigente (por no decir entendido, ya que de toros no saben ni las vacas) del tendido pontevedrés reivindica más desde la presentación de los toros hasta la realización de las suertes. Y parece que eso que al final lo mismo de siempre, pero su fidelidad es indiscutible, lo cual me hace entender la cita de J Cau “Amar los toros es, cada tarde, a eso de las cinco, creer en los reyes magos e ir a su encuentro”. Esperemos que este año pase algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.