Posted On 16/07/2017 By In Reportajes, SlideInicio With 1389 Views

Tentadero Peregrina 2017

Tentadero

Plaza de toros de Pontevedra, 15 de julio de 2017

Tienta de vacas de la ganadería de Alcurrucén. Juan del Álamo y Álvaro Lorenzo.

    Unas 1.500 personas disfrutaron ayer en nuestro coso de una muy divertida tarde en la que se probaron siete vaquillas, una se inutilizó durante la lidia, de las cuales pasaron esta primera criba la mitad: tres fueron consideradas aptas.

    La primera acudía al caballo sin emplearse pero Juan del Álamo sí logro meterla en la muleta donde humilló sin duda alguna. Toreo bueno del clásico ante una vaquilla que iba a más con fijeza, nobleza y recorrido. Una calificación de notable le permite volver a casa.

    Incierta y aquerenciada salió la segunda aunque empujaba más en el caballo. A la salida de un muletazo cayó y rompió o se lesionó una pata trasera. Triste imagen.

    La siguiente era blanca, berreona y mansa a más no poder estos dos últimos conceptos. Suelta y saliéndose siempre de la suerte, trabajitos pasó Lorenzo para componer algo parecido al toreo con quien estaba loca por abrir de nuevo la puerta de toriles. Desechada aunque no descarten que salve la vida, si los hijos salen con ese pelaje…

    La más encastada fue la castaña lucera. Repetidora hasta la saciedad, fija y noble permitió cosechar las ovaciones más cerradas para el salmantino que fue abandonándose, rompiéndose. Intentó el toreo de rodillas no permitiéndoselo la de Alcurrucén y abrochó con el estatismo de pies juntos. Aprobada.

    Suelta también la castaña chorreada ante la que lo intentó Álvaro sin esforzarse ya que nada iba a sacar. Pese a lo dicho, pasó de forma muy, muy ajustada.

    Salió en sexto lugar un pitón derecho zahorí: apuntaba donde estaba el agua. Gran saludo capotero de Juan, muy vistoso y lucido con dos largas cambiadas de rodillas, verónicas y dos medias.

Y si quieres arroz, Catalina

quite por chicuelinas

Dicen por Zamora que “arrancada de caballo, parada de burro”, si algún pase sacó fue por insistencia frente a una embestida gazapona, desclasada y sin continuidad. Rechazada, suspende.

Permítanme que me extienda, voy a escribir como si supiera. Sarda, calcetera de los traseros, lucera, gargantilla y bragada; también era simétrica: igual por un costado que por el otro. No se entregó en la muleta del toledano, los pases que logró sacarle no formaban tanda. Ruedo abierto y turno de voluntarios que emularon a los matadores con esta vaca.

Si los lotes proviniesen de un sorteo, Fortuna era amiga de Del Álamo a quien desde Taurophilos queremos agradecerle la entrega y las ganas demostradas. También, como no, a la familia Lozano por acercarnos esta faceta de la cría de ganado bravo y por proporcionarnos una fantástica tarde que se prolongó hasta bastante después de haber perdido su nombre.

Texto: Finito de Teis

Fotografía: Charo Lorenzo

Galería de fotos

About