Posted On 18/08/2016 By In Reportajes, SlideInicio With 1049 Views

La Tauromaquia no entiende de política

80 años después de la muerte de Federico García Lorca, nadie a entendido nada acerca de la Tauromaquia.

Federico García Lorca fue asesinado a las 4:45 h de la madrugada del 19 de agosto, en el camino que va de Víznar a Alfacar. Su cuerpo permanece enterrado en una fosa común anónima en algún lugar de esos parajes, junto con el cadáver de un maestro nacional, Dióscoro Galindo, y los de los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, ejecutados con él.

Los anarquistas Francisco Galadí Melgar y Joaquín Arcollas Cabezas, muy conocidos en Granada, sobre todo en el mundo taurino, del que llegaron a ser afamados banderilleros.

Los dos sindicalistas eran de los llamados “hombres de acción” de la CNT-FAI que se entregaron en cuerpo y alma a defender los derechos de los trabajadores frente a una patronal despótica y prepotente que respondía con despidos ante cualquier reivindicación laboral. Galadí y Cabezas se unieron a la resistencia en el Albaicín para hacer frente a los militares golpistas. Tras la caída del popular barrio granadino, rompieron el cerco al que estaban sometidos, con intención de seguir combatiendo en defensa de la República. Antes de partir, Galadí quiso ver a su hijo y acudió a un encuentro secreto para despedirse del pequeño de 10 años. Sin embargo, alguien lo delató a los franquistas, que aprovecharon la oportunidad para detenerlo junto a Cabezas, su compañero inseparable en la lucha política y en el ruedo. Fueron azotados y golpeados en el centro de Granada, para escarmiento público, y llevados a Víznar para fusilarlos. El comandante Valdés, máximo responsable de la represión, les tenía especial odio por la rebeldía que siempre habían mostrado. Después de cometer el crimen, los falangistas registraron sus domicilios y quemaron la mayor parte de los documentos y recuerdos familiares. Apenas nos quedan un cartel taurino en el que son anunciados como banderilleros y unas fotos con capote y traje de luces. El nieto de Francisco Galadí está convencido de que su abuelo habría sido un torero célebre de haberse puesto del lado de los vencedores, pero eligió el bando republicano y quisieron borrar su memoria: “No lo han conseguido”.

Piden buscar a los dos banderilleros enterrados con García Lorca

 

Banderilleros enterrados con Federico García Lorca

Joaquín Arcollas Cabezas (Izqda.) y Francisco Galadí Melgar .

Escrito de Federico García Lorca en defensa de la tauromaquia

Fotos y textos de (El Pais y Ideal.es)

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.