Posted On 30/03/2015 By In Reportajes With 758 Views

Domingo de ramos. 6 toros 6 para Fandiño

Las ventas 29 de Marzo 2015

Ayer en las ventas Iván Fandiño se encerró con 6 toros 6

aspecto-plaza

Plaza de toros de Las Ventas. Madrid, 29 de marzo de 2015. Lleno.

Toros de Partido de Resina, Adolfo Martín, Cebada Gago, José Escolar, Victorino Martín (invalidado en el caballo saliendo otro de Adolfo como sobrero) y Palha.

Iván Fandiño como único matador.

Pinchazo, estocada que hace guardia, dos intentos de descabello y dobla el toro. Silencio

Pinchazo hondo desprendido y atravesado. Intento y descabello. Silencio y palmas al toro.

Estocada y descabello. Silencio

Media estocada, intento de descabello, aviso, cuatro intentos más y descabello. Silencio.

Dos pinchazos y estocada. Silencio.

Pinchazo aliviándose y descabello. División.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio por las víctimas del ¿accidente? aéreo de los Alpes. Nos unimos al dolor de las familias.

Ovación de gala para el diestro que logró llenar el coso madrileño y salen por chiqueros dos velas sin mástil que las sostengan. Quite por delantales y nada más que ofrecer ya que no humilla el toro y si le obligan, dobla.

Otro veleto recibe unas cerradísimas verónicas abrochadas por una gran media. Galleo por chicuelinas dentro de una lidia muy bien llevada. Comienza la faena de muleta en el mismísimo centro del platillo a un gran toro que hace el avión llegando al tendido pero se apaga a partir de la tercera tanda. Ya no logra Iván recuperarlo para la causa y como esperaba más juego y encuentro, el público otorga su voto al toro.

El tercero tenía muy acusada la querencia a chiqueros y allí recibió su primer puyazo por voluntad propia. Yo no sé si aquello fue pasear o hacer hilo del mismo modo que el astado tampoco sabía qué hacía allí. Lo intenta por naturales pero nada, nada, resumen de la tarde. Nada.

Y sale Curioso I aplaudido por su presencia. Verónicas en las tablas, gran tercio de varas y ajustadísimas chicuelinas. Tras un espontáneo saludan los subalternos después de banderillas. Excelente la brega de Javier Ambel, hay que decirlo. No humilla tampoco éste llegando a dar varios cabezazos en la embestida ocasionando un susto en el pecho y de hecho le cambia la estocada por un puntazo en la cara. Otro toro que se le va y el público ya… Recital con la cruceta, comienzan a notarse el cansancio y la desazón en el retador.

Empuja de maravilla el Victorino pegando el caballo a las tablas de tan bien como mete los riñones hasta que derriba. Sale dañado del encuentro con la puya y con una pierna como la de mi vecina de tendido, la de ella por la ciática. El sobrero nos demuestra que la familia es la familia y se queda en mitad del pase revolviéndose raudo. La corrida se le hace larga a Fandiño.

Ovación cariñosa para infundirle ánimo por lo que recibe con una larga cambiada de rodillas y deja largo al toro en otro buen tercio de varas, violento diríase el segundo puyazo y lucido el tercero. Desde mi posición entre el público no pude ver las moscas que atacaban y molestaban al astado. Se encarga el maestro de quitárselas con unos trapazos y a por la espada. No quiso verlo.

Éste es el resumen de la nada dentro de la nadería. Poco más hay que contar en una tarde que como el tango transcurrió cuesta abajo en la eterna lucha entre el quiero y no puedo o aquello de la actitud y la aptitud, donde la ausencia de la primera se llevó la segunda allá donde se encontraba, al paraíso de los sueños de Fandiño, quizá sobrepasado por el reto. A mí me enseñaron que las cosas bien hechas bien parecen y a usted también, querido lector, y así le gustan. Gestos en lugar de gesto: una montera que vuela lanzada al callejón, desarmes, etc.

El público tenía ganas de que aquello acabara. Iván lo estaba deseando. Se fue en medio de una fuerte división de opiniones por no decir que predominó la bronca.

Texto y fotos: Finito de Teis

 

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.