Posted On 13/09/2011 By In Reportajes With 2206 Views

Espada de cruceta o descabello

ESPADA DE CRUCETA O DESCABELLO

Espada de cruceta o descabello

Fue en agosto de 1934 cuando, en La Coruña, el estoque con el que descabellaba Belmonte voló hacia los tendidos en un brusco movimiento de cuello del toro y se clavó en el pecho de un espectador causándole la muerte. Tres días después de este accidente, Ignacio Sánchez Mejías practicó al suerte de descabellar usando un estoque sujeto a su muñeca con una correa de cuero, de forma similar a como se hace con los tacos de polo. Un día más tarde, el once de agosto a las “cinco en punto de la tarde” moría Ignacio en las astas de Granadino. No se había terminado el trágico mes cuando, en Madrid, se abrió un concurso con la finalidad de encontrar un modelo de espada que se usara exclusivamente para el descabello y que evitara los riesgos del estoque. La Dirección General de Seguridad solo aprobó ocho de los cuarenta y seis diferentes modelos enviados, de los que, luego de usarlos experimentalmente en el Matadero Municipal de Madrid, salió el que se usa en la actualidad.

 

Juan Belmonte

Juan Belmonte

 

 

La tragedia acaeció  en la plaza de toros de Marineda en La Coruña. El 6 de agosto de 1934, Juan Belmonte, al intentar descabellar con el estoque de matar, lo pierde al revolverse el toro y el estoque sale despedido y se clava en el espectador que ocupa “el asiento 34 de la fila sexta del tendido 1”, detalla Jesús Reiriz en su libro Anecdotario Coruñés. El herido se llamaba Cándido Roig Roura, de 36 años, quien murió al poco rato. Dejó viuda y cinco hijos. “A raíz de este suceso, el Gobierno modificó el reglamento taurino, prohibiendo el estoque de matar para el descabello, y naciendo así el verduguillo”, escribe Reiriz.

Refiere el sevillano Diario ABC-Edición Andalucía, del 7 de agosto de 1934, que ” el herido por el estoque falleció en brazos de las asistencias cuando pasaba a la enfermería. El desgraciado Sr. Roig era concejal del Ayuntamiento de Noya. “

VER NOTICIA EN ABC 1934



About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.