Posted On 13/08/2011 By In PEREGRINA 2011 With 1747 Views

Talavante

Talavante

 

Alejandro Talavante

Alejandro Talavante

 

Alejandro Talavante Rodríguez nace en Badajoz el 24 de noviembre de 1.987 y es de su abuelo Emilio de quien coge afición al toro. Una tarde de corrida en Pardaleras, José Tomás le regala una de las orejas que acababa de cortar y ese hecho desencadena y enciende definitivamente la profesión.

A su ídolo (a quien le llega la afición por su abuelo Celestino) le unen más cosas en común, como el hecho de ser preparado en sus inicios por Joselito (unido a JT por Martín Arranz) y unir su carrera a Antonio Corbacho en 2006, descubridor y preparador de su admirado Tomás.

Promesa absoluta y triunfadora tanto de becerrista como de novillero, da el salto a los de cuatro años en Cehegín el 9/6/2.006 y quien tiene buen padrino, se bautiza. Alejandro, de los mejores: Morante. El Fandi de testigo. Éxito de tres orejas de las que dos eran de Pesadilla, el astado de la ceremonia.

La confirmación en Madrid (aclaro no innecesariamente, porque también las tuvo en Bogotá y Quito) fue el 8 de abril de 2.007, Domingo de Resurrección, con El Juli y José Mª Manzanares. Estaba éste que les escribe entre un público enfervorizado en el último toro de la tarde, que salió abanto, asustado y huidizo como nunca lo había hecho un astado. Pero Talavante lo fue metiendo en el canasto, lo “convenció” y le sacó un auténtico faenón pegado a las tablas del 6 (¡si lo sabré yo!) hasta arrancarle dos orejas que abrieron la puerta grande de Las Ventas.

No fue la única vez que la abrió y también atravesó en volandas la del Príncipe, glorias entre otras muchas que lo colocaron en primerísima fila del escalafón, y motivos tiene y regala para ello. No se fíen de su forma de ser (trasladada también a la plaza), apática para muchos, ni por su forma de hablar, o de callar más bien. Cansado, aburrido, les aseguro que lo parece más que Morante. Júzguenlo en la plaza, cuando se encuentra a gusto con el toro. Pocos o ninguno torean como él. “En las distancias cortas es cuando un hombre se la juega” ¿se acuerdan? Pues ahí está Alejandro Talavante.

Finito de Teis

 




About

1 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.